Las ventajas de la hipnosis y la utilización de esta técnica en los programas de adicciones está justificada por distintas razones:

  • Reduce el tiempo que se emplea en el tratamiento.
  • Trabaja con las sensaciones corporales y la parte de la mente emocional. Permite otra vía de acceso al trabajo con determinados aspectos de las adicciones, como la regulación de la activación fisiológica debida a la ansiedad, o la realización de cambios a nivel cognitivo que permitan una mejor gestión de la conducta, como por ejemplo el control de los impulsos.
  • Permite que el paquete terapéutico sea más completo, potencia el efecto del resto de ´técnicas, al reforzarse los aspectos trabajados en estas, como la capacidad de regular y tolerar la ansiedad, la mejora de la autoestima, la prevención de recaídas…
  • Ofrece la posibilidad de experimentar cambios a corto plazo en la vivencia personal del paciente: produce un alivio de los síntomas ansiosos, ayuda a reducir el deseo de volver a realizar la conducta adictiva.
  • Áreas a trabajar con hipnosis.

En el ámbito de las adicciones la hipnosis resulta de especial utilidad en áreas como las siguientes:

  • En el entrenamiento para el control y regulación de la ansiedad generada por el síndrome de abstinencia, actuando en los síntomas corporales y cognitivos, generando sensaciones de relajación y bienestar, así como una posibilidad de disminución del malestar producido por el craving y proporcionando una herramienta para una mejor gestión de la ansiedad por parte del paciente en su día a día (auto-hipnosis), lo que reduciría el deseo inmediato por consumir.
  • Refuerzo de la autoestima y la motivación, a través de las sugestiones hipnóticas.
  • Trabajo a nivel cognitivo, regulando los pensamientos obsesivos relacionados con la conducta o sustancia adictiva, y reforzando a través de la hipnosis las pautas preventivas y conductas de afrontamiento que el paciente deberá seguir en el manejo de momentos críticos o de alto riesgo, especialmente en la fase destinada a prevención de recaídas.

**Investigación e hipnosis

El uso de técnicas hipnóticas en adicciones se documentó por primera vez en 1847, aplicada concretamente al tratamiento del tabaquismo.
Cada vez existen más investigaciones científicas que avalan la efectividad de la hipnosis como técnica adjunta en las intervenciones psicoterapéuticas en adicciones, siendo el campo más explorado el del tabaquismo, y adicciones a sustancias como la cocaína y el alcohol.
Es importante recalcar que entendemos la aplicación de la hipnosis como una técnica adicional, combinada con otras técnicas, y enmarcada dentro de un paquete de tratamiento. La inclusión de esta técnica dentro de un programa terapéutico incrementa la eficacia del mismo, según afirman diferentes publicaciones.

Si quieres dejarlo
Hipnosis Clínica Paco Gilabert
962389009 – 675846930
www.pacogilabert.com